A Full Cosmic Sound / Ø​+​yn – “Split” BYM Records (por Guillermo Ricci)

A Full Cosmic Sound & Ø+yn – “Split” (BYM Records, 2016)

Un split entre A Full Cosmic Sound y  Ø+yn es sinónimo de psicodelia. Dejando atrás las limitaciones estilísticas que históricamente el término psicodelia evoca (atrás quedaron las asociaciones generales de encuadrarla a guitarristas no virtuosos incendiando las seis cuerdas mientras de fondo se escucha un teclado soporífero y una base improbablemente hipnótica, o alguna voz haciendo gárgaras hasta el hartazgo), el siglo XXI expandió, de la mano de agrupaciones underground latinoamericanas, los límites musicales de la psicodelia hacia terrenos fuertemente ligados a la experimentación y la “naturaleza”. Ya no basta con “zapar” o “colgar” en una pista; la transferencia se logra alterando todo el marco disponible que otorga entidad a eso que todos conocemos como canción. Nada de voces -salvo excepciones- nada de convencionalismos. Pink Floyd deja de ser un referente primordial y en su lugar podemos encontrar músicas étnicas o la obra de genios no tan reconocidos del siglo XX como Terry Riley o Pauline Oliveros.

A Full Cosmic Sound es un conjunto chileno que presenta aquí su pista intitulada “Obsidiana” y se pone en sintonía con lo comentado anteriormente. Si en su muy buen disco “Corpus Christi Massacre” se apegaban en parte a la canción, ahora despojan a la misma de su estructura y entablan un interesante diálogo entre los instrumentos mientras borran el pasaje que va del cuelgue al ambient. Alucinógena metamorfosis que puede ser provocada por sustancias químicas: la alteración de los estados de conciencia a través de los sonidos debe prescindir del ritmo y la dureza para ahondar en la indiferenciación del caos. El orden o cualquier rastro de liderazgo (nada de solos) quiebran esa ecuación y anulan el efecto expansivo de lo propuesto. A Full Cosmic Sound logra su cometido con creces, y multiplica su costado más interesante (el que se puede disfrutar también en su cinta de 2011 “A Full Cosmic Sound”).

De Ø+yn puede esperarse cualquier cosa menos repetición y fórmula. Sin aferrarse a tradición rockera alguna y definiéndose alguna vez como ejecutores de una “falsa música étnica”, la organicidad que le imprimen a sus performances producen el efecto de deformar la realidad en sincronía con su ya de por sí deformante (valga la redundancia) propuesta. La improvisación que los caracteriza respira de su propia energía: momentos calmos, de trance, agobiantes, fulminantes (!). Puede ser un rito para iniciados, pero escuchar Ø+yn en tiempos largos (donde “funcionan” mejor) expande la psicodelia hacia coordenadas más arcaicas. “O+yn en cromo” suena exultante, “tribal” y sin rastros de jerarquía compositiva alguna: reafirma a los Omasin como artífices de su propio lenguaje.
Como un todo, tanto A Full Cosmic Sound como Ø+yn amplifican diferentes voces que, además de sugerir y abrir infinitas posibilidades de escucha, vibran y se pierden. Se notan las diferencias pero, dada su comunión, se potencian. ¿El paso qué sigue es un track en conjunto ante las ruinas del Machu Picchu?

 Guillermo Ricci

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s